• By Nacho
  • 23 de marzo de 2023

¿Qué es un tema hijo en WordPress o child template?

¿Qué es un tema hijo en WordPress o child template?

¿Qué es un tema hijo en WordPress o child template? 1024 682 Nacho

Dificultad Baja

ASi eres nuevo en el mundo de WordPress, es posible que hayas oído hablar del término «tema hijo». Un tema hijo es un tema de WordPress que hereda sus características y funcionalidades de otro tema llamado «tema padre». En este artículo, vamos a profundizar en qué es un tema hijo y por qué es importante.

¿Qué es un tema padre en WordPress?

Antes de hablar sobre los temas hijos, es importante entender lo que es un tema padre en WordPress. Un tema padre es un tema de WordPress que proporciona la base para otros temas. El tema padre tiene todas las características y funcionalidades básicas necesarias para que un sitio web de WordPress funcione correctamente.

¿Qué es un tema hijo en WordPress?

Un tema hijo es un tema de WordPress que se deriva de otro tema llamado «tema padre». El tema hijo hereda todas las características y funcionalidades del tema padre, pero se puede personalizar para que se adapte a las necesidades específicas de tu sitio web.

¿Por qué utilizar un tema hijo en WordPress?

Hay varias razones por las que deberías considerar utilizar un tema hijo en WordPress. En primer lugar, un tema hijo te permite personalizar un tema sin editar el tema padre directamente. Esto significa que puedes hacer cambios en el diseño y las funcionalidades del sitio web sin correr el riesgo de perder esas modificaciones cuando actualices el tema padre.

En segundo lugar, un tema hijo te permite actualizar el tema padre sin perder las modificaciones que has hecho. Si no utilizas un tema hijo y realizas modificaciones en el tema padre, es posible que pierdas esas modificaciones cuando actualices el tema. Después es la típica que no sabes qué es lo que habías hecho y a buscar copias de seguridad y rebuscar entre los ficheros.

En tercer lugar, un tema hijo te permite utilizar las características y funcionalidades básicas del tema padre, mientras que añades tus propias características y funcionalidades personalizadas al sitio web. Independientemente del tema que utilices, te recomendamos que utilices un tema hijo o child template SIEMPRE. De esta manera, las personalizaciones que hagas en el bloque de opciones del tema padre se guardarán y podrás actualizar el tema principal sin temor a nada. También te recomendamos que conforme empieces un proyecto o te dispongas a realizar un rediseño, que nada más instalar el tema padre, crees un tema hijo y sea este el que actives.

Durante las noticias de todo el blog os recordamos en muchas ocasiones que utilicéis un tema hijo para muchas de las modificaciones que os indicamos. Tanto si vas a hacer trabajos de programación más personalizados y avanzados como si solo te vas a quedar en la superficie, por favor, UTILIZA UN TEMA HIJO!!!

¿Cómo crear un tema hijo en WordPress?

Crear un tema hijo en WordPress es relativamente fácil. Primero, debes crear una carpeta nueva en el directorio /wp-content/themes/ de tu sitio web de WordPress. Esta carpeta debe llevar el nombre del tema hijo que estás creando. Si utilizas el template «Blade», por ejemplo, el directorio final del tema hijo estará en /wp-content/themes/blade-child/

Dentro de la carpeta del tema hijo, debes crear un archivo llamado «style.css». En este archivo, debes agregar el siguiente código:

/*

Theme Name: Nombre del tema hijo

Theme URI: URL del sitio web del tema hijo

Description: Descripción del tema hijo

Author: Nombre del autor del tema hijo

Author URI: URL del sitio web del autor del tema hijo

Template: Nombre del tema padre Version: Versión del tema hijo

*/

Siguiendo el ejemplo anterior, este fichero css estaría en la siguiente ruta: /wp-content/themes/blade-child/style.css

También te recomendamos en este mismo directorio, crear un fichero con nombre functions.php en el cual añadirás tus funciones personalizadas.

Dentro de este directorio, también puedes crear un fichero de imagen con nombre screenshot.png el cual, servirá como la imagen que se mostrará en el apartado «Apariencia» >> «Temas» dentro del panel de control de WordPress. De esa manera será más fácil de identificar a simple vista. No se puede elegir la imagen con otro nombre. La jerarquía de ficheros de WordPress exige que utilices estos nombres de fichero (tanto el css, como el funcions.php, como el screenshot), ya que de manera automática entiende qué son estos ficheros, qué hacer con ellos y para que sirve cada uno.

Este código le dice a WordPress que el tema hijo deriva del tema padre especificado. También proporciona información importante sobre el tema hijo.

Cómo crear un tema hijo en WordPress con plugins

Dado que crear un tema hijo es algo bastante sencillo, os recomendamos no utilizar plugins que lo hagan automáticamente. ¿El motivo? Como el de todos los plugins, generalmente crean cosas innecesarias y «hacen de más». Es habitual que cuando una web está sobrecargada de plugins, esta vaya lenta. Las actualizaciones, las opciones preconfiguradas y los asistentes automáticos, acaban generando muchísima «basura» que no es necesaria. Además de ficheros que no sirven para nada, puede que la base de datos también crezca de manera innecesaria. Cuando un plugin es utilizado, generalmente con las opciones automáticas, puede aumentar de más los elementos que necesitamos.

Si en tu caso no eres un usuario medio/avanzado o simplemente no tienes tiempo o los medios para crear una cuenta FTP, puedes emplear un plugin para la creación de un child template.

Paso 1: Instalar y activar el plugin «Child Theme Configurator»

El primer paso para crear un tema hijo en WordPress utilizando plugins es instalar y activar el plugin «Child Theme Configurator». Este plugin te permitirá crear un tema hijo en unos pocos clics sin tener que escribir ninguna línea de código. Existen más en el mercado. Puedes buscar y emplear el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Paso 2: Configurar el plugin «Child Theme Configurator»

Una vez que hayas instalado y activado el plugin «Child Theme Configurator», debes configurarlo. Ve a «Apariencia» > «Configurador de tema hijo» en el panel de WordPress. En la página de configuración, selecciona el tema padre que deseas utilizar como base para tu tema hijo.

Paso 3: Personalizar tu tema hijo

Cuando hayas seleccionado el tema padre, puedes personalizar tu tema hijo en la sección «Personalizar». Aquí puedes cambiar la paleta de colores, las fuentes, los tamaños de texto, la estructura de la página y otros elementos de diseño para adaptar tu tema hijo a tus necesidades específicas.

Paso 4: Crear y activar tu tema hijo

Una vez que hayas personalizado tu tema hijo, haz clic en el botón «Crear un tema hijo» para generar el tema hijo en tu directorio de temas. A partir de este momento, puedes personalizar y modificar tu tema hijo según tus necesidades. No olvides activarlo 😉

Dejar una Respuesta